Los post de Susana Quirós Alpera

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación: Informática, Internet y las Telecomunicaciones suponen hoy en día  el recurso didáctico por excelencia.

Mostrar vídeos, enlaces a páginas web, experimentar con applets, sesiones virtuales, etcétera parecen ser la solución y la panacea del apoyo a la docencia.

Lejos de esta utopía, el docente debe racionalizar el manejo de las TICs y debe hacerlo de manera eficiente.

Su empleo en el proceso de enseñanza-aprendizaje requiere de práctica y habilidad extremas: todo un arte.

Las presentaciones multimedia deben huir de la reiteración bibliográfica: diapositivas de textos inconexos e interminables desorientan al alumnado, ávido por otra parte de coherencia e imágenes.

El profesor debe actualizar constantemente su currículum personal en habilidades tecnológicas, para así poder comunicarse con sus alumnos en el mismo lenguaje técnico al que están acostumbrados desde su infancia y mostrar la mayor empatía posible por ellos.

Si bien es cierto que las actuales generaciones que cursan Secundaria profesan un culto a las TICs, el docente posee herramientas ancestrales de explicación y diálogo que sobrepasan a las estrictamente tecnológicas.

Los alumnos deben percibir que las, ya no tan nuevas, tecnologías de la informática y la telecomunicación  son las mejores vías de transmisión del conocimiento, aunque por sí solas no representan fuentes del saber.

Desde la perspectiva del docente, cómo debe ser el empleo de las TICs:

  • Racionado: Son herramientas muy útiles, pero no son las únicas; por lo que su uso debe ser dosificado.
  • Eficaz: Optimizar el trabajo de manera que aumente los rendimientos o reduzca los costos con el mínimo esfuerzo.
  • Guiado: Marcar los tiempos y las tecnologías a emplear, sin caer en el abandono ni la permisividad excesiva.
  • Lúdico: Los juegos on-line y vídeo-juegos pueden emplearse como entretenimiento, a fin de hacer la asignatura divertida y amena; nunca deben suponer una distracción que se aparte del objetivo didáctico.
  • Común: Deben servir como elemento aglutinador del conjunto del alumnado, frente al aislamiento que representa el uso individual de las TICs.

Para finalizar, hemos roto una lanza a favor de las TICs desde la perspectiva docente, que pretende respaldar la tesis probada de que la docencia pasa por su mejor momento apoyada en las ya mencionadas herramientas tecnológicas.

Llegados a este punto y siendo realistas, deberíamos cambiar el adjetivo del  título de esta entrada en nuestro blog, titulándola: “Las TICs: actual herramienta de apoyo a la docencia”.




Susana Quirós Alpera

Es doctora en Ciencias Físicas por la Universidad de Valladolid. Ha trabajado en diversas áreas de la Física, como Investigadora y Docente, tanto en tareas experimentales como teóricas.

Conoce nuestra Oferta Académica




Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

Más post del autor

© UNIR - Universidad Internacional de La Rioja 2014