Blog de Master secundaria

Una de las grandes preocupaciones de quienes educamos en entornos virtuales es conseguir que nuestros alumnos alcancen con eficacia los objetivos del proceso de aprendizaje. Que nuestros alumnos demuestren  competencia y aplicación práctica de lo que enseñamos se convierte en un auténtico reto que marca la diferencia en la enseñanza virtual de calidad. Las reflexiones siguientes van dirigidas a quienes se están planteado el uso de entornos virtuales como apoyo a la enseñanza presencial o como única vía educativa.

El análisis de la calidad tiene dos enfoques posibles: desde el producto o servicio, y desde el usuario. En el caso de la educación virtual implica analizar el contexto de uso, el producto, los procesos y la relación entre contenidos, profesor y alumnos. Desde la perspectiva del diseñador/emisor de contenidos hay que tener en cuenta: los objetivos de aprendizaje; la estructura del curso; el uso de las potencialidades de las TIC y el desarrollo de la metodología de aprendizaje. Desde la perspectiva del usuario/alumno debemos fijarnos en: la facilidad de uso; los contenidos y procesos de aprendizaje; la utilidad de los conocimientos adquiridos; las relaciones y los procesos de interacción de profesores y alumnos entre sí y con los contenidos propuestos.

En cualquier sistema educativo el objetivo central es el alumno y la calidad de su aprendizaje, en este sentido debemos considerar dos factores: el humano y el técnico.

Factor humano:

  • Percepción de pertenencia: el uso de una identidad corporativa presente en los materiales y en el diseño de las herramientas y aplicaciones virtuales, genera un entorno familiar y de pertenencia al grupo. La presentación de actividades colaborativas y el uso de foros, chat y herramientas de comunicación en el aula virtual pueden también simular las interacciones presentes en enseñanza presencial.
  • Tutoría consistente y permanente: la figura del tutor es crucial en el sistema virtual, es quien debe guiar, responder dudas, organizar encuentros y foros. Es el nexo tangible entre el alumno y la institución.
  • Pertinencia y diferenciación de contenidos: el conocimiento del perfil e intereses de los alumnos es la base de la construcción de conocimiento compartido y de interacción.

 

Factor técnico:

  • Rapidez, usabilidad, legibilidad: los formatos de los soportes, el uso de hipertexto, hipermedia y la usabilidad de la plataforma contribuyen a garantizar los objetivos de aprendizaje. La lentitud e interrupciones del servicio de internet y las dificultades técnicas contribuyen a lo contrario.
  • Contenidos significativos: una de las mayores ventajas de la educación virtual es que el alumno tiene la opción permanente de acceder a las actividades y a los contenidos, de este modo el alumno puede construir el mapa del conocimiento y la relación entre las partes y el todo.
  • Evaluaciones oportunas: en el entorno virtual hay que planificar muy bien la evaluación continua y los procesos de mejora de autoaprendizaje. El aprendizaje por intercambio e interacción social debe ser contemplado en el proceso de evaluación.
  • La infraestructura tecnológica necesaria, su accesibilidad y complejidad.
  • El coste de acceso y mantenimiento (salgo en los casos de las plataformas creadas con tecnología de código libre).
  • El nivel de conocimientos técnicos necesarios para su utilización.
  • La facilidad de navegación a través de su interface.
  • La calidad de los sistemas de control de seguridad y acceso a los procesos y materiales.
  • La eficacia de gestión de los cursos ofertados.
  • La versatilidad para el seguimiento de las altas y bajas de alumnos.

 

Calidad organizativa y creativa:

  • La flexibilidad a la hora de perfilar enfoques de instrucción y aprendizaje (apoyándolos en estrategias de naturaleza cognoscitiva, constructivista y/o conductual, o en la combinación de éstas).
  • La posibilidad de adaptación y uso a otros ámbitos educativos (educación no formal, intercomunidades virtuales de aprendizaje y debate, formación de grupos profesionales, etc.)
  • Versatilidad a la hora de diseñar e implementar sistema de ayuda y refuerzo para el alumnado, atendiendo a los posibles ritmos de aprendizaje y a la opcionalidad curricular.
  • Ofrecimiento de herramientas de diseño y gestión de los programas de enseñanza virtual fáciles de usar y con buenas posibilidades creativas.
  • Posibilidad de organizar los contenidos mediante índices y mapas conceptuales.
  • Posibilidad de creación automática y/o manual de glosario de términos relacionados con las unidades de aprendizaje y con la diversidad cultural de los participantes.
  • Posibilidades de integración de multimedia (videostreaming y videoconferencia).
  • Calidad para la generación y utilización de herramientas de evaluación del profesor, autoevaluación e interevaluación grupal (automática y manual).
  • Disponibilidad de herramientas de seguimiento del programa, mantenimiento y actualización del mismo, creación de conocimiento compartido y de distribución de calificaciones, entre otras.

 

Calidad comunicacional:

  • La posibilidad de crear foros o grupos de discusión (por parte del profesorado y del alumnado).
  • La eficiencia de los sistemas de correo electrónico (interno y externo).
  • La calidad y versatilidad del tablón de noticias.
  • La eficiencia del calendario y su personalización.
  • La posibilidad de organizar sesiones de chats tanto entre tutores y alumnos como de tutores entre sí o entre todos y de archivar su contenido.
  • La posibilidad de establecer audioconferencia y de archivar su contenido en formato comprimido.
  • La necesidad de un área de presentación de estudiantes que humanice especialmente los momentos iniciales, ayudando al establecimiento de ciberrelaciones afectivas.
  • La posibilidad de organizar actividades de intercambio cultural (interculturalidad) y de ocio (tertulia virtual, cibercafé, certamen musical/fotográfico, etc.)

 




José Manuel Sánchez Ramírez

Experto en aprendizaje y TIC. Consultor e-learning, diseñador instruccional y tecnopedagogo. Máster en Fundamentos psicológicos de la educación (UAM), Máster en educación y TIC, e-Learning (UOC). Profesor universitario (UNIR, UTEL). Especialista en desarrollo personal y profesional con mediación de TIC.

Conoce nuestra Oferta Académica




Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

Más post del autor

© UNIR - Universidad Internacional de La Rioja 2014