Posts de Comunicando Ramón Salaverría

En el periodismo actual hay cosas que cambian muy rápido y otras que mudan sin que apenas nos demos cuenta. El día en que aparece o desaparece una publicación, se renueva su diseño o se reorganiza una sala de redacción, el cambio es evidente y todo el mundo lo percibe. Junto con estas mudanzas manifiestas y repentinas, se producen otras transformaciones mucho más sutiles y pausadas que, por su lentitud, suelen escapar a la visión del observador poco atento. A la larga, sin embargo, suelen ser estos cambios de ritmo geológico los que realmente reconfiguran el paisaje de una profesión. Quizá sin advertirlo, el ciberperiodismo está siendo escenario de algunos de estos cambios de largo alcance. Nos referiremos a uno de ellos: la evolución en los géneros periodísticos. En las publicaciones digitales identificamos géneros y formatos que ya existían mucho antes de que nadie oyera hablar de internet. En los cibermedios, en efecto, somos capaces de reconocer noticias, entrevistas, crónicas, reportajes, editoriales... Es decir, géneros utilizados en el periodismo desde hace más de un siglo. Ahora bien, ¿acaso esos géneros que en la red denominamos «noticia», «entrevista» o «reportaje» coinciden en forma y estructura con sus homónimos en otros medios? Los géneros, incluso los más tradicionales, están mutando. Hay cientos, miles de evidencias. En cualquier medio digital de nuestros días, por ejemplo, una noticia está incompleta si no incluye enlaces que amplíen y respalden sus datos; sin embargo, hace apenas cinco años eran excepción los cibermedios que hipertextualizaban sus noticias. Compare estas dos informaciones de El País sobre un mismo tema: los funcionarios. La primera fue publicada en mayo de 2004;  la segunda, en el mismo mes, pero en 2010. ¿Nota la diferencia? También la crónica se ha reconvertido en la web y, sin desterrar su modelo tradicional, ha adoptado una segunda forma de narración prácticamente simultánea a los acontecimientos. Este formato se usa ya para mucho más que el deporte, ojo. El género periodístico por excelencia, el reportaje, también ha evolucionado: los mejores ejemplos de hoy combinan una diversidad de formatos -texto, foto, audio, vídeo, infografía-, hasta llevar los horizontes de este género un paso más allá. Podríamos seguir enumerando todos y cada uno de los géneros, sin faltar uno, hasta llegar incluso a la humilde viñeta cómica. Gracias a la animación, también este género ha comenzado a reinventarse en la red. Ahí tienen el ejemplo de los Marcatoons. Todavía resta mucho por explorar, desde luego. Especialmente la infografía interactiva y las aplicaciones de visualización de datos nos muestran a diario que existen formas inexploradas de presentar la información. Por eso, aunque sea lentamente, de manera casi imperceptible, el lenguaje periodístico avanza. No tenga duda de que en este avance, aunque sea a paso de glaciar, tendrán futuro los periodistas que sepan enfrentar el desafío con creatividad y empuje innovador. En un panorama donde la mayoría se limita a repetir las mismas rutinas, son especialmente valorados quienes se arriesgan a dar un paso adelante.



Ramón Salaverría

Investigador en medios digitales. Director del Departamento de Proyectos Periodísticos, Universidad de Navarra. [ + info ] Twitter: @rsalaverria

Conoce nuestra Oferta Académica




Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

Más post del autor