Posts de Comunicando Ramón Salaverría

La relación entre Twitter y periodismo se ha hecho muy estrecha en los últimos tiempos. La mayoría de los medios se aprovecha ya de esa red social para incrementar la visibilidad e impacto de sus informaciones. Utilizan Twitter principalmente como herramienta de mercadotecnia informativa, orientada a multiplicar el número de visitas a las noticias y a reforzar la marca. Otros medios van más allá y explotan el potencial de esta red para enriquecer los canales de investigación periodística y las vías de relación con el público. Estos medios más avanzados animan asimismo a sus periodistas a mantener una presencia activa en esa red, bajo parámetros de actuación que actualmente se siguen concretando. Sin embargo, cualquiera que conozca una redacción sabrá que, aún hoy, sigue siendo difícil convencer a no pocos periodistas sobre la utilidad de estar presentes en Twitter. Muchos ven a esta red social como un territorio rendido a las banalidades, donde prima la autopromoción y que obliga a gastar algo a lo que se tiene gran aprecio: el tiempo. Además, muchos de esos periodistas temen mostrarse abiertamente en la red y convertirse en objetivo de la crítica de otros usuarios. Todos esos recelos tienen razón de ser. Por eso, todo periodista debería ser libre de decidir si quiere tener una presencia profesional en Twitter o no. Sin embargo, si eres periodista y todavía no has tomado la decisión, te invito a que consideres ciertas cualidades que hacen de Twitter una formidable herramienta para el periodismo. Twitter, en fin, te mejorará como periodista. ¿Cómo?
  1. Te permite rastrear temas que interesan al público. No hablo de caer en un banal «periodismo de trending topic», dedicado a cubrir los asuntos más populares de cada instante. Ciertas televisiones ya nos han mostrado a qué cotas de calidad puede conducir un periodismo sometido apenas a los dictados de la audiencia. Si uno se aleja de ese peligro, Twitter puede servirle para identificar asuntos informativos que interesan a la gente.
  2. Actúa como «sismógrafo» de la información. Ante un acontecimiento de última hora, especialmente si es observado por muchas personas a la vez (un terremoto, un incendio, cualquier tipo de incidente en algún lugar muy concurrido...), Twitter propaga la novedad con enorme rapidez. Si el periodista necesita estar alerta a las últimas novedades -como les ocurre, por ejemplo, a los redactores de agencia, radio e internet-, gracias a Twitter puede disponer de un útil sistema de alerta temprana.
  3. Facilita testimonios. Nada impide que los mensajes de Twitter, siempre que no sean cerrados, se aprovechen como contenidos publicables. Esto ya se aplica de manera sistemática a los perfiles en Twitter de personalidades públicas y organizaciones; lo que estas fuentes publican en sus cuentas posee tanto peso como cualquier declaración en una rueda de prensa. Cuando se trata de ciudadanos normales, Twitter también permite recoger sus impresiones -siempre las hay muy agudas y pertinentes- e, incluso, facilita obtener imágenes relevantes, a condición de que se respeten los derechos de publicación y la autoría se atribuya debidamente.
  4. Sirve como gimnasia para la escritura. La concisión es un valor esencial en el estilo periodístico. Someterse una y otra vez al reto de los 140 caracteres desarrolla la musculatura para decir mucho con pocas palabras.
  5. Cura la soberbia. O, al menos, la atempera. Buena parte de los males actuales del periodismo se atribuyen a su alejamiento de los intereses y preocupaciones reales de los ciudadanos. Cuando un periodista comienza a escuchar a sus lectores, tiende a reducir su arrogancia y redobla la exigencia profesional en su trabajo.
Así que si eres periodista y todavía no lo has probado, anímate: Twitter.  



Ramón Salaverría

Investigador en medios digitales. Director del Departamento de Proyectos Periodísticos, Universidad de Navarra. [ + info ] Twitter: @rsalaverria

Más post del autor