Los post de Arantza Albertos

Las palabras del título son las ideas esenciales del artículo publicado el 2 de noviembre en el diario ABC con el título: “En la enseñanza secundaria se hace mucho y se entiende poco”.

Cecilia Christiansen -mejor profesora de Matemáticas de Suecia, en el 2011- reflexiona sobre cuestiones fundamentales en la Enseñanza Secundaria, que ella percibe a través de las Matemáticas. Comienza afirmando su acuerdo con los resultados de PISA del 2009 y explica elementos educativos  que hay que considerar relevantes, como la diferencia que hay en el modo de aprender entre hombres y mujeres. En el centro de la cuestión centra la calidad de una escuela y de sus profesores: "profesores de vocación, profesores de verdad, profesores que tengan conocimientos de su materia específica, mucho y muy bien, que se apasionen con lo que hacen, que disfruten viendo la mirada del alumno que aprende algo, que esa mirada les haga vibrar, que tengan capacidad de transmitir lo que saben y que les importe el alumno".

El papel de la familia es relevante para esta profesora, pero retoma la importancia del papel de la escuela, a la cual no descarga ni un ápice de responsabilidad y responde de una manera rotunda la pregunta sobre el punto clave para que la Enseñanza Secundaria mejore en España: "En aprender a pensar. Enseñar a los alumnos a aprender. No solamente rellenar, sino impulsar a tener hambre de aprender. A formar alumnos que quieran aprender, que tengan curiosidad y que puedan desarrollar su creatividad. A mí me parece que se hacen demasiados ejercicios de copia, lo que mata la creatividad del alumno. Hay que dejar puertas abiertas para poder resolver problemas de distintas maneras, y luego que haya más colaboración entre los alumnos".

Considera que la introducción y desarrollo de las nuevas tecnologías es vital, pero no pueden suplir nunca al profesor, que ha de ser creativo; incluso da la idea de que los profesores creen su propio libro de texto, para las materias que imparten. Concluye explicándonos en qué consiste su programa: “Salvemos las ecuaciones: En utilizar cajas, y cerillas de fósforos, para hacer visible la variable equis".

Todo ello es una buena síntesis del valor de la verdadera enseñanza, ajustada a las necesidades de nuestros alumnos. Los valores permanentes de la enseñanza adecuados a las nuevas generaciones, a los nativos digitales.




Arantza Albertos

Licenciada en Filosofía y Doctora en Ciencias de la Educación. Tengo experiencia como profesora de ESO y Bachillerato. He impartido docencia en el Máster de Formación de profesorado de la UNIR y actualmente soy profesora de la Universidad de Navarra.

Más post del autor