Los post de Alberto Blázquez Manzano

Imagínese que usted es docente y que durante su clase entra un personaje famoso. En ese momento, el impacto sobre sus alumnos le convertiría a usted y a su asignatura en el tema del momento en las redes.

¿Te sientes a gusto con la docencia que impartes?, ¿qué grado de utilidad para el alumno le das al contenido que impartes? O ¿qué influencia tiene la manera cómo lo enseñas?

Probablemente uno de los mayores retos con los que se encuentran los docentes sea alejarse del ego que supone la autoridad y entender que la efectividad de su enseñanza se puede encontrar ofreciendo contenidos de calidad (concepto denominado brand content). Y buena parte del éxito de este reto, se encuentra en metodología.

A continuación se presentan algunos consejos extraídos de la observación del lenguaje audiovisual y el que se genera en las redes. La finalidad es que el docente adapte su manera de comunicarse con los alumnos.

1. Haz de tu clase un entorno de aprendizaje agradable. Estudios como el de Knight y Haslam (2010) apuntan que una oficina empoderada donde se anima a los empleados a decorarla aumenta en un 32% su productividad o que esta tendencia a decorar se da más en oficinas cerradas que en las abiertas (Wells y Thelen, 2002).

2. Usa metáforas. Los últimos estudios de neuromarketing señalan que el cerebro humano utiliza el lenguaje metafórico para entender la realidad. El término “metaphoric management” fue introducido por James Lawley (2001), aludiendo a la necesidad de explicar el entramado mundo empresarial de una manera más simple a través de metáforas. Los mapas conceptuales y modelos que se utilizan en el ámbito docente tratan de explicar de una manera más sencilla y cotidiana conceptos complejos. El objetivo es lograr que el discurso racional se convierta en racional.

3. Prepara un guión audiovisual. Haciendo un símil del lenguaje televisivo, una clase debería tener: introducción, identificación del núcleo del conflicto, caracterización de los personajes, descripción del entorno, desarrollo, momento de clímax y desenlace. ¿Te imaginas enseñando las derivadas como un reto de aventuras donde nos encontraremos ecuaciones, signos, etc.?

4. Mejora la didáctica del docente sin desvirtuar el discurso. Esto conlleva entender y seleccionar qué tendencias, hábitos o códigos deben incorporarse para que hablando en un lenguaje más efectivo, el contenido no cambie. En un símil metáforico se trataría de entender que aunque tratemos de ser cercanos somos padres y no amigos.

5. Comunica con frases cortas y sencillas. La economía del lenguaje impera. Se observa en el uso del lenguaje taquigráfico de los sms, de plataformas como Twitter, así como los mensajes que se registran en el pronter de televisión. Estas tendencias obligan a tener un lenguaje claro, breve y conciso. La estructura debería tender a la base de una oración: sujeto+verbo+predicado.

6. Utiliza tiempos verbales simples. Los tiempos utilizados preferentemente en el entorno televisivo suelen ser los presentes y pretéritos perfectos.

7. Aléjate del patrón estándar y permite explorar nuevos caminos. Los métodos tradicionales basados en la repetición de un modelo están siendo sustituidos por metodologías de trabajo en grupo, individual o de asignación de tareas. El objetivo es que la tarea suponga un reto y que el camino de aprendizaje lo elabore el alumno con ayuda del profesorado.

8. Mejora el ambiente al trabajo grupal con música. La estimulación de los sentidos más allá del visual contribuye a que la experiencia del aprendizaje sea más impactante. ¿Sería difícil que durante el trabajo en grupo se ponga música de ambiente en clase?

9. Pon un título atrayente a la clase. Al igual que el asunto de un email o un post en un blog, el título se convierte en el primer signo de captar la atención. Poner nombre a nuestra clase sitúa al alumno rápidamente en el objetivo de la misma. El siguiente paso sería plantear una situación impactante y divertida que aunque aparentemente no tenga relación con el tema a tratar, encuentre su sentido al finalizar la clase. Se trata de aplicar la regla mnemotécnica basada en crear asociaciones con películas o historias poco usuales que impriman huella sensorial en el cerebro.

10. Aporta significado al contenido de la clase. Para un aprendizaje significativo es necesario que el alumno entienda qué relación existe entre la clase de hoy, con la anterior y con la próxima. Pero además necesita conocer qué le va a aportar de relevancia. Si deseamos que los alumnos aprendan ya no vale con decir que viene en el temario y hay que darlo. Ahora toca que entendamos los docentes la utilidad de lo que enseñamos.

11. Enumera y haz preguntas en el discurso. Hay una tendencia generalizada a titular post con preguntas o a enumerar. La finalidad es demandar la participación del receptor insinuándole el tamaño del contenido. Recordar que sólo percibimos una parte de los inputs, de los cuáles, solo recordaremos una parte que además será aquella que vaya en línea con nuestros aprendizajes anteriores. Si en una clase logramos recapitular en pocos puntos las claves de la sesión, estaremos ayudando al alumnado a recordar lo importante.

12. Utiliza palabras mágicas. El ser humano tiene asociaciones a determinadas palabras. Algunas de ellas son muy poderosas tales como: gratis, urgente, secreto, seguridad, reto, revolucionario, probado, garantizado, fácil, impacto, etc.

13. Cuenta tu propia historia sin ego. Existe una tendencia a conocer el cómo de las cosas. Una manera fácil de ilustrar un concepto es contar la propia historia del docente para ilustrar cómo te enfrentaste al problema, pero sobretodo para qué te ha servido. Recordar que el objetivo se encuentra en la resolución de la tarea (brand content) y no en buscar una oportunidad de aumentar nuestro propio ego.

Nota: Post adaptado del artículo de Blázquez, A. (2013) Prime Time Docente Revista Didactia, nº1, 10-16.


Bibliografía

-Wells, M. y Thelen, L. (2002). What does your workspace say about you?. The influence of personality, status and workspace on personalitzation. Environment and Behavior, 3, 300-321.

-Knight, C. y Haslam, S.A. (2010). The relative merits of lean, enriched and empowered offices: an experimental examination of the impact of workspace management strategies on well-being and productivity. Journal of Experimental Psychology: Applied, 16(2), 158-172.

-Lawley, J. (2001). Metaphors of organisation. Effective Consulting, 1 (4). Consultado el 13 noviembre 2012 en http://www.cleanlanguage.co.uk/Metaphors-of-Orgs-1.html

 




Temas relacionados:
Alberto Blázquez Manzano

Doctor en Ciencias del Deporte, Premio extraordinario de tesis doctoral 2012, Coordinador/autor de publicaciones entre otras: “Instintos Laborales” (LID), “Emociones Laborales”(LID), “Marketing deportivo en 13 historias” (INDE).
Blog: http://albertoblazquezmanzano.blogspot.com.es
Twitter: @Dr_Blazquez

Conoce nuestra Oferta Académica




Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

Más post del autor

© UNIR - Universidad Internacional de La Rioja 2014